Buscar este blog

21 de junio de 2017

Alistándonos para el Petronio Álvarez 2017

Inducción a las seleccionadas para la muestra gastronómica 


Por Manuel Tiberio Bermúdez

Más de 60 expositores tendrán a cargo la parte gastronómica durante el próximo Festival de Música del Pacífico “Petronio Álvarez”.
Son hombres y mujeres que heredaron, de sus mayores, los secretos del buen sabor  y la preparación de platos que han venido en legado como un tesoro familiar.
Durante los días del Petronio, la oferta gastronómica es otra fiesta en la que los saberes se expresan en olores y en sabores que hacen que el público se deleite con una cocina que ya dejó de ser solo de los habitantes del pacifico, y sin timideces, salió a recorrer el mundo.
Quien no se relame ante un plato de sancocho de pescado,  unos exquisitos tamales de piangua, un jugo de chontaduro, un pusandao, o un encocao de jaiba,  y aunque el Petronio es un espacio de música y de alegría, no sería lo mismo sin la oferta que cocineros y cocineras sabias, ofrecen  a los paladares de los visitantes.
Uno no quiere, pero no puede resistir a volverse un comedor insaciable durante los días del Petronio. Creo que es una dulce venganza de los habitantes del Pacífico por haber desconocido tanto tiempo sus especialidades culinarias. Nos provocan desde el sabor, desde los olores que envían esos fogones donde palpita en efervescencia una cazuela de mariscos, un sancocho de Muchillá, un arroz endiablao, o nos provocan con la gran variedad de pescados fritos: mojarra, sierra, pargo rojo y otras delicias irresistibles.

Sabores y saberes


Sabores y saberes que han resistido el paso del tiempo, que se han ocultado en esas cocinas de los ancestros para llegar hasta hoy incontaminados por esa modernidad que todo lo empaca, que todo lo unifica,  que todo lo produce en serie. Son la manos de esas mujeres y hombres que heredaron las maneras de preparar, las que le ponen la sazón a los platos, porque la formula podrá ser igual, pero el sabor depende de la experiencia,  del amor que quien prepara le ponga.

Y las comidas integran…da gusto ver durante el Petronio, grupos de familias enteras despachando las viandas que allí se ofrecen en ejercicio de confraternidad y amistad.

Tampoco hay Petronio, sin esas bebidas espirituosas que alegran las jornadas musicales: Arrechon; Viche; Toma Seca; La Curada; Tumbacatres que se anuncian con la picardía de una sonrisa que garantiza que esos productos “dan fuerza en la mirada”. Y claro se consumen sin pausa porque a lo mejor, quién quita, sirvan para esas faenas del amor, según aseguran quienes venden los productos.

Ya estamos a la espera de la nueva edición del Festival de Música del Pacifico. De solo nombrarlo el corazón se vuelve una tambora que nos marca, desde ya, los compases de la música que será compañía durante unos de los mejores Festivales de Música del Pacifico: El Petronio Álvarez.




Cinco años retratando el Petronio

Por Manuel T. Bermúdez Cuando, Jorge Idárraga   camina por el los espacios del Petronio, recibe saludos, le hacen comentarios a su traba...