Bosquejo sobre La Feria del Libro Cali, 2016: Humberto Jarrín


Por Manuel Tiberio Bermúdez



Saque el tiempo para dar una vuelta por la Feria Internacional del Libro Cali 2016. NO había mucho público a la hora que estuve.   Caminé por los distintos pabellones de exhibición y también asistí a la presentación de los libros “El gallo del olvido” y “Mi abuela es un ciborg” del escritor Francisco Leal. La introducción estuvo a cargo de Humberto Jarrín, a quien me acerqué para preguntarle su apreciación respecto a esta Feria 2016.

“En relación con la Feria, yo tengo varias cosas que decir: la primera es que veo con agrado y con alegría, que haya Feria. En una entrevista reciente, cuando se anunció que no iba a haber Feria, la preocupación de escritores y lectores era que no iba a haber Feria, ¿qué quién la iba a hacer? Y una de las respuestas que dí, es que: la haga el diablo o la haga Dios, no nos importa quien haga las hostias, en tanto haya hostias. Y si hay Feria es un buen augur”.

Humberto Jarrín - escritor


“Las comparaciones son odiosas, pero didácticamente necesarias, continúa Humberto, y en relación con la Feria de año pasado, hay algunos aspectos que sería bueno resaltar, no con el ánimo de incomodar, sino hacer un ejercicio crítico y pedagógico del asunto”.

“Por ejemplo, en esta Feria, no invitaron a ningún escritor. Los escritores que han estado participando en las actividades son porque han sido invitados por las editoriales. En mi caso particular, a mí me invitaron como escritor de la Editorial Educar a presentar los libros que Educar me ha publicado. Y si estoy presentando algunos colegas de la editorial, es también porque la Editorial me ha invitado a mí, pero no desde la Feria”
“Por otro lado la Feria ha carecido de eventos de carácter más que de muestra editorial, que es buena, Después de todo en eso se centra la Feria del Libro, pero no  ha habido actividades de carácter académico: recitales de poesía, conversatorios, charlas y reflexiones alrededor de temas abiertos que son el pretexto necesario cuando hay una Feria. Una Feria no es solamente una muestra de libros, porque si no sería entonces, una feria de libreros. Pero una Feria del libro connota un universo mucho más amplio. Creo que eso ha sucedido”.

“El recinto, del auditorio, que es el más grande, como se puede observar es más bien pequeño, y uno se pregunta: ¿Es que la gente que está organizando la Feria del Libro, supone que este es el poquito público que va a venir?”.

“Una cosa que me ha gustado de la Feria es que irrumpe la cotidianidad del caminante. Pasar por el puente emblemático de la ciudad y provocar al transeúnte que va y se encuentra con libros, es muy interesante, entre ojo y hoja alguien se lleva un libro para su casa. Esto implica que en las próximas Ferias, estos aspectos se mejoren. Necesitamos de una Feria de Cali importante. Cali tiene otros eventos significativos de otro orden distinto a los cultuales: de la moda, de la música, de danzas, de Salsa, deportivas y otras, ¿y los libros?, creo que es necesario afinar ese aspecto. Esa es mi apreciación”.

Respeto a su quehacer de escritor Humberto nos contó: “He estado trabajando en varios frentes. Últimamente he estado trabajando el género de la novela que requiere de un mayor esfuerzo, no tanto de imaginación como lo puede tener la poesía que es mucho más difícil. 

Hay ya varias novelas que están en cocción. De hecho hay una que saldrá en un par de meses publicada por la Universidad Autónoma de Occidente, se llama “Siete”.  Es una novela corta, medio rara, porque trata de reproducir en su estilo narrativo la explosión del 7 de agosto. Hay otro libro que también va a salir pronto que se llama “Poesía y matemáticas” y es un libro de ensayos en el que trato de reflexionar y jugar acerca de esos dos tipos de lenguaje que en principio se ven como si fueran antagónicos y la propuesta mía es que son dos manifestaciones de un mismo quehacer del ser humano. Son como la cara y sello de la moneda y la cara y el sello de la moneda adquieren valor en tanto la moneda que son”.

“Hay otros libros por ahí que ya están caminando, y como siempre trabajando en la Universidad”.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Selenne” ¿Milagro o mujer común?

“Voy a coleccionar hasta que mi dios me ayude”

La mimo del puente