La literatura es una gran escuela de tolerancia


Por Manuel Tiberio Bermúdez


Francisco Leal es un médico pediatra que ha ejercido su profesión durante más de 30 años y que ha escrito libros de medicina que caminan por el mundo.
Un día, del año 2000 según cuenta, se reencontró con la literatura y cambio el estetoscopio por la palabra escrita pero no dejo de lado su objetivo inicial que es servir a los niños y jóvenes, por eso su escritura ha estado dirigida a esa franja. Tiene algunos premios por su oficio de escritor y lo encontramos en la Feria del Libro de Cali, presentando sus obras: “El Gallo del Olvido” y “Mi abuela es un ciborg”. Le abordamos para que nos contara algo de su oficio de su trabajo de escritor.

¿En este mundo tan banal para qué sirve la literatura?
“La literatura sirve, nada menos, que para comprender al otro. Cuando nosotros nos metemos de lleno en un libro, nos estamos introduciendo de lleno en un mundo de otro y eso nos hace entender a los demás, y por lo tanto, ser más hábiles para ser tolerantes. Yo pienso que la literatura es una gran escuela de tolerancia y es precisamente lo que necesitamos en estos momentos, quizá más que nunca”.

Francisco Leal, presentando El Gallo del olvido - Feria del Libro Cali 2016


Hábleme de la novela que acaba de presentar.
“El título general de la saga es “El fuego del cielo”, “Este primer tomo se llama “La corte de Mursman”. Es una saga para jóvenes y es la primera vez que incursiono en un público un poco mayor. Casi siempre he trabajado para un público de entre los 8 a los 14 años. Es una saga futurista, por fenómenos celestes y por otras razones, un grupo de 12 personas modifican su código genético, lo cual los va a hacer longevos, y esa es la piedra de toque para reflexionar sobre muchos aspectos del sentido de la vida: ¿Por qué queremos durar más tiempo?;  ¿En qué condiciones queremos durar? Etc. Pienso que es un tema actual y lo publicó Penguin Random House”.

Hoy está presentando dos libros. Háblame sobre ellos. 
“Son dos obras pequeñas. Una se llama “El gallo del olvido” y la otra, “Mi abuela es un ciborg”. El gallo del olvido, es un viaje imaginario a la Rusia del norte donde con frecuencia hay auroras boreales y es un juego entre esa hermosa naturaleza y la felicidad que los hombres buscamos. En ella se habla que el olvido es necesario para ser felices. Por eso se llama “El gallo del olvido”.

“La otra, Mi abuela es un ciborg, me pareció importante hablarle a las nuevas generaciones de un fenómeno que cada vez es más notorio y es que a medida que envejecemos, nosotros empleamos pastillas, prótesis, nos operamos, cambiamos nuestro cuerpo, quizá con la ilusión de ser jóvenes eternamente. Es un tema que no se había tratado para los muchachos y me pareció importante hacerlo porque es algo que ellos se cuestionan: ¿Hasta dónde vamos?, y, ¿Esto qué sentido tiene?

¿Por qué escogió ese segmento de público,  niños y jóvenes, si parecería que es tan difícil escribir para ellos?
“Ante todo porque soy pediatra. He ejercido la pediatría durante 40 años. El continuo trato con los niños y los jóvenes me ha llevado a meterme en su imaginario y a escribir para ellos. Yo siempre digo que todos los escritores para niños utilizamos nuestra infancia como capital de trabajo, pero que afortunadamente, la vida me dio otra herramienta y es que yo puedo saber científicamente, como escribirle a gente de 8, 10, 12 o 14 años”.

Finalmente, su apreciación de lo que es esta Feria del Libro Cali 2016
“Para mí es todo un descubrimiento. Me ha parecido una magnífica oportunidad de que la gente se encuentre con el mundo de los libros. Es parte de esa inquietud que tenemos todos los que escribimos que éste no es un país de lectores, el colombiano no llega a leerse dos libros al año, pero posiblemente con eventos como este, nosotros logremos interesar, no solamente a los adultos sino también a los niños para que entren en el camino de la lectura”.

Lugar común pero necesario, una reflexión para quienes desean seguir el camino de la escritura.
“La gente pregunta, yo quiero ser escritor: ¿Qué me aconseja?. El consejo siempre es el mismo: uno no puede llegar a ser escritor sino ha sido antes un buen lector. Todo aquel que quiera escribir, ojala que comience por leer a los autores que han sobrevivido al tiempo que son los clásicos”

Una magnífica oportunidad para que la gente se encuentre con el mundo de los libros - Francisco Leal.

 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Selenne” ¿Milagro o mujer común?

La mimo del puente

MAI Colombia Internacional, sigue promoviendo a sus artistas