¿Un nuevo periodismo?


Por Manuel Tiberio Bermúdez

Si bien es cierto que abundan los periódicos y los periodistas, también lo es que las maneras de informar están dando grandes vuelcos.

Un gran número de personas no depende para informarse, como hasta hace poco, de los llamados medios tradicionales: prensa, radio y televisión. Hoy las modernas tecnologías de la información y de la comunicación nos permiten conocer lo que sucede en el mundo a sólo un clic en nuestro computador o a un roce con el dedo en nuestro teléfono inteligente.

La noticia de primera mano ya no es exclusiva de las grandes cadenas radiales o los flash de las emisoras de televisión, ahora cualquier transeúnte desprevenido que esté en el momento oportuno frente a un suceso está en capacidad de darlo a conocer al mundo, sin ni siquiera ser su intención la de ejercer de periodista.

Tuiter, Facebook, blogs, paper.li, y otro sinnúmero de herramientas permiten a quien tenga vocación de “comunicador”, contar de primera mano lo que sucede en su entorno y entonces ya la famosa chiva, cada día queda más lejos de ser pertenencia de los jactanciosos grandes medios de comunicación.

Es por ello que han surgido grupos dedicados a comunicar en directo valiéndose de sus teléfonos inteligentes para mostrar lo que sucede en un momento dado, tal el caso de los llamados “periodistas ninja”, que se han propuesto a ofrecer información directa, sin edición de los sucesos que están en su área de acción.

Las herramientas para realizar este trabajo no son sofisticados satélites, ni costosos equipos de grabación y emisión, son sus cámaras de mano y sus teléfonos móviles que conectan a un PC portátil y de esta manera trasmiten al mundo lo que está sucediendo.

El grupo que más reconocimiento tiene hasta hoy el de Brasil, quienes han dicho que surgieron “como una opción para periodistas sin mercado” y tienen tantos seguidores en las redes por las que emiten sus trabajos, que son envidia de los canales de televisión y periódicos tradicionales.

Gracias a ellos la gente ha podido observar en directo y sin ediciones maliciosas o amañadas las marchas de la marihuana y la libertad, la visita del Papa y más recientemente, y con un éxito que no pudieron ocultar los medios,  las manifestaciones que se presentaron en Brasil.

Gracias al trabajo de estos “media ninjas”, el mundo fue testigo de la violencia desatada por la policía en contra de los manifestantes, y la gente los seguía como el medio de más crédito en el cubrimiento de estos sucesos que comenzaron con las protestas en contra de las tarifas del transporte público.

Claro que se tiene que formar para ejercer el oficio de periodista, pero con énfasis en otras herramientas que permiten el ejercicio narrativo, ya sea escrito, visual en audio, en podcast, o una mezcla de todos.

Que las formas de comunicar están cambiando, ya no hay duda y el periodista es cada día un ser humano que debe tener más condiciones que el de ser buen escritor o narrador…tiene que ser un nuevo profesional que complemente su quehacer con todas las herramientas que la modernidad pone a su disposición.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Selenne” ¿Milagro o mujer común?

La Suiza de América: Calima – El Darién

MAI Colombia Internacional, sigue promoviendo a sus artistas