Salsa: homenaje a la vida



Por Manuel Tiberio Bermúdez

Decir “Salsa”, es evocar el caribe. Es sentir que ese ritmo hace parte de un fenómeno cultural enraizado en los sectores populares que exorcizan la tristeza por medio de la música y el baile.

Hablar de Salsa, es invocar la felicidad que camina por los cuerpos de los danzantes. Es ver cómo el acople y la armonía, se transforman en pasos certeros y ágiles con los que se descifran las notas musicales y transforman el baile en un espectáculo que maravilla y asombra a quien lo observa.

La Salsa es más que música. Es una pasión que se interioriza y se manifiesta en los pasos, giros, alzadas, quiebres y sonrisas que denotan la alegría de quienes se expresan en movimiento y belleza.

Y aunque la cuna de la Salsa, dicen que fue en New York, La Gran Manzana, la ciudad donde se concentra el mundo, en Cali, están los mejores bailarines de éste género musical. De los barrios orilleros y marginales de la ciudad “Sucursal del Cielo”, han surgido los más destacados bailarines quienes con sus pasos rápidos y precisos han conquistado los galardones que acreditan a Cali como “La Capital Mundial de la Salsa”.

En Estados Unidos, durante un tiempo, impusieron para el baile el “New York Style” que tenía su origen en las escuelas cubana y puertorriqueña. Otros trataron de imponer “Los Ángeles Style”, pero es el baile desarrollado en Cali el que logra ganarse la atención del mundo. Hablar de baile de Salsa es nombrar a Cali.

Hoy,  el baile de la Salsa se ha convertido poco a poco en una Industria Cultural que exporta bailarines y con ellos la cultura de la ciudad hacia los más diversos lugares del planeta en los que aprecia, valora y tratan de aprender como se baila en Cali.

La Salsa con su baile se ha ido a recorrer el mundo y a conquistar adeptos para oficiar en el templo de la alegría su canto a la vida. Porque bailar salsa es más que armonizar pasos con música, es ejercer el derecho a la felicidad, es celebrar que el corazón palpita en la sangre y es tener en los brazos un cuerpo de mujer para que la vida continúe.

La Salsa en todo su esplendor se lucirá nuevamente en este XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, del 15 al 18 de septiembre, y al que llegaran competidores de muchos lugares del planeta porque la Salsa es más que baile, la Salsa convoca, agrupa, y reafirma la vida.

Desde ya usted, su familia y sus amigos, son nuestros invitados para que celebremos la vida en los acordes musicales de la Salsa.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Selenne” ¿Milagro o mujer común?

La mimo del puente

MAI Colombia Internacional, sigue promoviendo a sus artistas