El baile cubano, con más sabrosura


Por Manuel Tiberio Bermúdez

El Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, es también para propiciar intercambios, hacer nuevas amistades, compartir conocimientos.

Hay un grupo llegado de la patria de Martí, y es su primera vez en Colombia. Están maravillados de la calidad del Festival Mundial de Salsa que se realiza en Cali, gracias a la Administración Armitage y a la Secretaría de Cultura.

Olofi Azarian, es uno de los integrantes del grupo que llegó de la Isla a compartir sus conocimientos en danza y a tejer redes de amistad. Es graduado en la Escuela Nacional de Artes y bailaran del Folclórico de la misma escuela.

“Este es un Festival muy bueno, dice,  hoy impartimos la primera clase buscando enseñar como bailamos. No llama la atención de que hay personas de muchos países participando, cada cual con su estilo de bailar Salsa”.

Sobre la diferencia del bailado cubano y el caleño, Onofre dice: “Yo creo que los caleños cogieron esa salsa que nosotros  bailamos, ese Casino, como se llama, y lo adaptaron a su país, a su cultura, a su estilo. Nosotros lo hacemos con más sabrosura, más torso y cadera. Siempre nos estamos moviendo;  pero ellos lo hacen más espectacular, mueven mucho las rodillas, el tiempo de ellos es mucho más rápido que el de nosotros”.

¿Qué dice de la salsa espectáculo y la salsa tradicional?
Pues nada particular. La salsa de espectáculo es para que un público lo vea y disfrute. La Salsa que hacemos, sobre todo los cubanos, es la que baila todo el mundo en la calle, en la cotidianidad, cualquier persona en Cuba, hace esa danza que hicimos nosotros hoy. Una salsa más de pueblo, por llamarla de alguna forma. La otra es más espectacular, con más alzadas, más vueltas, mas giros para llevarla a un espectáculo, a un escenario”.

Sobre las amistades que ha hecho dice: “Yo dije, desde que llegué, que Colombia, es para mí, de los países en los que yo he estado, el que más se parece a Cuba. Los colombianos son muy educados, son gente servicial, amable, generosa. Así mismo somos los cubanos, yo creo que nos parecemos mucho en eso. Creo también que nos une mucho la Salsa, la forma de movernos, y el gusto por la música”.

¿Qué opina de nuestro Festival de Salsa?
“Primero: que es un gran logro, traer todos esos países con sus diferentes estilos de Salsa; ya es una ganancia. Poder compartir talleres, y hacer coreografía para compartir, eso es otro  gran logro. Ojalá no vaya a desaparecer y que todos los años se continúe haciendo. Es muy importante que se unan los países para que compartan sus formas de bailar salsa”.

¿Hacen festivales en Cuba?
Los hay pero no de este tamaño, no este movimiento dancístico.

Llegaron y encantaron con sus maneras, son su bailado, con su amistad…



Comentarios

Entradas más populares de este blog

“Selenne” ¿Milagro o mujer común?

“Voy a coleccionar hasta que mi dios me ayude”

La mimo del puente