Buscar este blog

12 de marzo de 2012

El aparato que revolucionó las comunicaciones: el celular

Por Manuel Tiberio Bermúdez – charlemos@gmail.com

Algunos maúllan, otros ríen, los de más allá lanzan al aire una tonada, otros gritan, algunos silban, y los más modestos, simplemente timbran a la usanza antigua. Son los teléfonos celulares que están cumpliendo 29 años de su aparición por primera vez en el mercado del mundo.

El afán de los seres humanos por comunicarse se pierde en la historia del tiempo. Dicen los estudiosos que el arte rupestre son los símbolos más antiguos que se conocen para la comunicación y no se sabe si era para comunicarse con sus dioses o con sus, aún pocos hermanos de planeta.

Luego iría el hombre evolucionando y aparecieron petroglifos, pictogramas, ideogramas, y surgieron las sociedades orales. Luego vino el alfabeto y la escritura Pero el hombre no estaba contento con poderse comunicar de tú a tú, quería hacerlo a distancia, no se sabe si por pereza o practicismo, pero quería entablar comunicación a grandes distancias.

Bueno, como ya lo sabemos aparecieron las primitivas señales de humo pero parece ser que solamente alcanzaban para avisar.”pilas que viene el enemigo”,pero no para una  charlaita de ¿Qué más?; ¿Cómo amaneció?; ¿Estudias o trabajas?, y  etc., etc.

También sabemos que nuestros antepasados se comunicaban mediante sonidos de tambor o tronco de árboles ahuecados. Estos métodos pienso que tenían muchas limitaciones tales como uno estar bien entretenido y no escuchar el mensaje. Así que imagino que cuando se regresaba a la aldea y le preguntaban: ¿te enteraste? ¡Nó!... ¿usted en qué anda,  en qué selva es que vive; mantiene elevado”, y podrán ustedes suponer el resto del regaño.

También han servido para comunicarse los nudos, los corredores, que viajaban grandes distancias para llevar una razón a lo mejor sin importancia, los gritos, siempre tan funcionales, y claro, la imprenta, pero ahora… ¡aplaudan!, los seres humanos tenemos los teléfonos móviles o celulares.

Eso si se llama evolución. El celular, que en sus inicios costaba un jurgo de plata, hoy, usted saluda a alguien y le regala un aparato de esos.

El móvil éste que ha invadido el mundo tan solo tiene 29 años, pues apareció en 1983. Martín Cooper, considerado el padre de la telefonía móvil fabrico el primer radio teléfono entre 1970 y 1973, pero fue en 1983 que apareció el antecesor de los teléfonos que conocemos en la actualidad. El aparato aquel pesaba unos 780 gramos, era analógico y su batería sólo le daba autonomía para una hora de conversación u 8 horas en espera. El sonido era pésimo, y costaba la bobadita de 3.995 dólares. Era pesado y nada estético y obvio, no estaba al alcance de la mayoría de las personas. El nombre del primer móvil fue Motorola DynaTAC 8000X, pero en Colombia le pusieron de mote a los primeros teléfonos: la panela.

Desde ese 1983 a hoy, éste aparato –considerado por muchos el mejor invento de la humanidad- ha evolucionado a tal punto que tienen, juegos, reproductor de música, relojes incorporados, cámaras fotográficas, calculadoras…y hasta sirve para hacer llamadas.

Hace algunos años no más, el ingenio tecnológico sólo servía para hacer llamadas, pero hoy ya se habla de teléfonos inteligentes – en la mayoría de las ocasiones mucho más inteligentes que sus propietarios-  son equipos en los que se puede ver videos, televisión, navegar en la web…y también, claro, hablar con otros seres humanos.

Claro que el teléfono móvil sirve bastante, pues  gracias a él, el chisme se ha tomado el planeta y ya usted, no importa en qué lugar se encuentre, puede saber todo, con saludo, charlada ampliada y obvio, chismes incluidos. Por ahora los dejo… están llamando a mi móvil.













Cinco años retratando el Petronio

Por Manuel T. Bermúdez Cuando, Jorge Idárraga   camina por el los espacios del Petronio, recibe saludos, le hacen comentarios a su traba...