Buscar este blog

El que sabe….sabe…

De la web


Manuel Tiberio Bermúdez

En este exceso de carencias, hay que pegarse a la economía informal, es decir, aquellas actividades  que no cumplen con ciertas características de la economía formal: el ingenio, la creatividad, “la malicia indígena”, la “viveza”, que son los componentes principales que regulan esa actividad o en otros términos “el machete, rebusque etc.”.

Entre tanto vendedor de chucherias, que van desde discos y libros piratas, yerbas contra todas las dolencias, lapiceros, relojes, camisas, camisetas, zapatos, imitaciones de joyas, agujas, calendarios, galletas, chocolatines etc., etc., uno encuentra “magos” para sacarle el escaso billete a los demás congéneres.

Hablo de los “brujos, adivinos, pitonisas y afines, que como dice mi abuelita de ellos, “primero se acaba la aguamasa que los marranos”.

Porque no me digan si no es muy convincente este volante de publicidad que me entregaron ayer y que dice: “Reto a brujos y desafío al que sea”, es decir el plus ultra.  Luego ofrece, en lo referente al amor: “atraigo, amarro, amanso, ahuyento amantes, evito la separación”, es decir se las sabe todas en las artes amatorias.

En lo referente a la suerte, ofrece: “doy números de chance, consigo trabajo, atraigo clientela para su negocio, tengo amuletos para comprar o vender propiedades, evitar la cárcel, los robos, las envidias…saco huacas”. Es decir que con este se consigue porque se consigue el billete.

Y en lo referente a la salud la oferta señala: “quito vicios, curo dolores, enfermedades extrañas, impotencia sexual, le ayudo a dormir, a tener hijos, le quito el sufrimiento, alejo el llanto”…es decir, lo mejor de lo mejor. Y por si  quedan dudas asegura: “hago trabajos a larga distancia garantizados, no importa el país que sea”,  y si queda alguna duda de la efectividad de su promesa el ofertante remata: “si no puede venir…doy consulta por teléfono”.  

Y ni se molesten en preguntarme el nombre o la dirección porque pienso adelantarme a todos a ver si el mago este me saca de esta olla en la que ando….


"TODOS HABLAN DE PAZ, PERO NADIE SE COMPROMETE...”

Pacifico Cabrera..foto tomada de la web


Por Manuel Tiberio Bermúdez

Esa frase con la que remataba el personaje "Pacifico Cabrera" "(el del chivo de Sábados Felices) todas sus búsquedas y desventuras en medio de la burocracia, representada en los distintos funcionarios a los que humilde se acercaba para conseguir el certificado de que "quiere vivir en Paz', se volvió el símbolo de los anhelos  del pueblo Colombiano y  el de la indiferencia de quienes, de alguna manera, pueden contribuir a que la Paz deje de ser un sueño de pocos.


A una dama, no se le para…



Por Manuel Tiberio Bermúdez

Tenía una deuda conmigo, con mi orgullo, con esas pequeñas cosas que suceden y que a veces nos cambian un poco la vida. Tenía que entrevistar a Adalberto Santiago, para saber de él, de su vida, de su música.
Mis conocimientos musicales son mínimos. Les digo a mis amigos que no paso de Gardel, Julio Jaramillo, o Alberto  Cortez, y unos pocos más que han sido compañeros de mis noches de vida.


Alegre final del XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016




 Por Manuel Tiberio Bermúdez

El público desde temprano ha estado esperando a las puertas de entrada de la Plaza de Toros de Cañaveralejo el momento para ingresar a coger el lugar más favorable para ver en la final a los competidores en tarima.


Alegre final del XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016




 Por Manuel Tiberio Bermúdez

El público desde temprano ha estado esperando a las puertas de entrada de la Plaza de Toros de Cañaveralejo el momento para ingresar a coger el lugar más favorable para ver en la final a los competidores en tarima.


Hay noches con magia…


Por Manuel Tiberio Bermúdez

La de anoche, en el XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, fue una de esas que está hecha de sorpresas, de alegrías y cargadas de gran intensidad emocional. Esas noches que uno desea que no terminen.


El baile cubano, con más sabrosura


Por Manuel Tiberio Bermúdez

El Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, es también para propiciar intercambios, hacer nuevas amistades, compartir conocimientos.

Hay un grupo llegado de la patria de Martí, y es su primera vez en Colombia. Están maravillados de la calidad del Festival Mundial de Salsa que se realiza en Cali, gracias a la Administración Armitage y a la Secretaría de Cultura.

Olofi Azarian, es uno de los integrantes del grupo que llegó de la Isla a compartir sus conocimientos en danza y a tejer redes de amistad. Es graduado en la Escuela Nacional de Artes y bailaran del Folclórico de la misma escuela.

“Este es un Festival muy bueno, dice,  hoy impartimos la primera clase buscando enseñar como bailamos. No llama la atención de que hay personas de muchos países participando, cada cual con su estilo de bailar Salsa”.

Sobre la diferencia del bailado cubano y el caleño, Onofre dice: “Yo creo que los caleños cogieron esa salsa que nosotros  bailamos, ese Casino, como se llama, y lo adaptaron a su país, a su cultura, a su estilo. Nosotros lo hacemos con más sabrosura, más torso y cadera. Siempre nos estamos moviendo;  pero ellos lo hacen más espectacular, mueven mucho las rodillas, el tiempo de ellos es mucho más rápido que el de nosotros”.

¿Qué dice de la salsa espectáculo y la salsa tradicional?
Pues nada particular. La salsa de espectáculo es para que un público lo vea y disfrute. La Salsa que hacemos, sobre todo los cubanos, es la que baila todo el mundo en la calle, en la cotidianidad, cualquier persona en Cuba, hace esa danza que hicimos nosotros hoy. Una salsa más de pueblo, por llamarla de alguna forma. La otra es más espectacular, con más alzadas, más vueltas, mas giros para llevarla a un espectáculo, a un escenario”.

Sobre las amistades que ha hecho dice: “Yo dije, desde que llegué, que Colombia, es para mí, de los países en los que yo he estado, el que más se parece a Cuba. Los colombianos son muy educados, son gente servicial, amable, generosa. Así mismo somos los cubanos, yo creo que nos parecemos mucho en eso. Creo también que nos une mucho la Salsa, la forma de movernos, y el gusto por la música”.

¿Qué opina de nuestro Festival de Salsa?
“Primero: que es un gran logro, traer todos esos países con sus diferentes estilos de Salsa; ya es una ganancia. Poder compartir talleres, y hacer coreografía para compartir, eso es otro  gran logro. Ojalá no vaya a desaparecer y que todos los años se continúe haciendo. Es muy importante que se unan los países para que compartan sus formas de bailar salsa”.

¿Hacen festivales en Cuba?
Los hay pero no de este tamaño, no este movimiento dancístico.

Llegaron y encantaron con sus maneras, son su bailado, con su amistad…



Suenan los cueros, en las manos de Alexandra Albán




Por Manuel T. Bermúdez

Amable, sencilla, sin ínfulas, colombiana, pastusa, cantante,  exitosa y bella, así es Alexandra Albán, estrella de la percusión.

Sabe que la música es su vida… “uno nace con la música dentro y hay algo que la activa y a mí se me activó cuando vi a mi hermano que estudiaba trompeta y yo sentí que me empezó a gustar. Yo cogía, al escondido, la trompeta de mi hermano y la tocaba, hasta que un día me descubrieron y decidieron ponerme en clases. De esa forma fue mi vinculo inicial con la música”.

La Salsa sigue viva…


Por Manuel Tiberio Bermúdez

De nuevo, la Ciudadela de la Salsa, estuvo colmada de público aprendiendo los pasos de baile que les permita luego presumir de que aprendieron en donde si saben bailar: en Cali.


A bailar, se dijo…


Por Manuel Tiberio Bermúdez

En La Ciudadela de la Salsa, exterior de la Plaza de Toros de Cañaveralejo, se dio inicio a los Talleres de baile, con los más destacados directores de escuela o bailarines de la ciudad. En ellos,  los asistentes recibirán clases de baile estilo Caleño, Salsa en línea, Bogaloo, salsa tradicional. Los talleres se realizaran diariamente a partir de las 9 de la mañana sin costo alguno.


USA EN LA MIRA DEL TERRORISMO

Foto de la Web


En 2001, impactado por el horror de un atentado contra un emblema de la sociedad capitalista más soberbia del planeta, escribí este texto que hoy comparto con ustedes desde mi archivo.-

Por Manuel Tiberio Bermúdez

 Por primera vez la adrenalina que millones de personas dejábamos escapar al contemplar la imágenes escalofriantes de las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York mientras ardían, no se debía a la magia espectacular del cine, sino a una dura realidad que asombró al mundo entero: un ataque terrorista como nunca se creía que se podría dar fuera de la irrealidad del celuloide.

La Gran Manzana, La Capital del Mundo, la Cosmopolita Nueva York, sufría los rigores de un ataque terrorista que tuvo como objetivo el emblema de una sociedad próspera, orgullosa y soberbia, la que siempre ha presenciado la guerra en los registros de la Televisión, pero que el día martes 11 de septiembre de 2001, sufrió el escalofriante aleve y cobarde ataque del terrorismo demencial.

El mundo asombrado contuvo el aliento y sintió que la desesperanza invadía sus más íntimos rincones al ver como el país considerado el más invulnerable del planeta sufría, en sus sitos de más representatividad, los embates y consecuencias de la sinrazón del terrorismo aniquilante y matrero.

Las Torres Gemelas y el Pentágono, símbolos, unas de la riqueza, y  el otro del poderío militar del país más poderoso de la tierra, en pocos minutos fueron heridos y vulnerados en una operación que no dio lugar para la reacción de la más sofisticada tecnología armamentista y defensiva de que se tenga historia.

Y quienes lo hicieron no usaron la modernidad satelital, ni la poderosa destructividad de los mísiles, ni la devastadora efectividad de la energía nuclear. Usaron la lógica demoníaca de quien sabe que contra la tecnología sólo basta la empecinada convicción de las ideas y los propósitos reiterativos de causar daño.

El 11 de septiembre de 2001, ha partido la historia de la civilización actual en dos: antes de lo posible y después de la cruel realidad.

El acto terrorista sobre el gran “gendarme universal” ha demostrado que nadie sobre el planeta, ni ningún pueblo o lugar de la tierra, esta libre de ser el blanco de las sinrazones del odio y de la persistencia de quienes creen que la muerte es el gran igualador universal.

La imágenes sobrecogedoras de las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York desplomándose en cuestión de segundos, casi en cámara lenta, como para que el mundo no olvidará este suceso, quedarán grabadas para siempre en el alma de todos los habitantes de éste planeta, quienes ya han empezado a comprender que no hay ningún lugar sobre la tierra en donde los hombres que la habitan estén a salvo de los odios –provocados o no por las actitudes de países o dirigentes- y de las reacciones que pueden generar las desigualdades cada vez más profundas entre los que habitamos esta bola de barro llamada la tierra.

Por primera vez la adrenalina que millones de seres dejamos escapar viendo este oprobioso holocausto no se debió la maravillosa capacidad del cine; la produjo la terrible y aplastante realidad de la sinrazón de los odios entre seres humanos.


Edgar Hernán Arce: la voz de los Mundiales de Salsa en Cali.

Edgar Hernán Arce

Por Manuel Tiberio Bermúdez

Ha presentado todos los Mundiales de Salsa desde su inicio hasta hoy.  Con éste ya son once mundiales que ha presentado con su voz que ya tiene un sello de inconfundible. Locutor desde siempre, y amante de la Salsa, destaca por su buena dicción y por su forma de conducir año tras año la presentación de este evento que cada vez es más reconocido en el mundo.

Ha sido la radio la que le ha deparado las mayores satisfacciones y la que lo ha hecho conocer en Cali entre los amantes de la Salsa.

Su voz tiene un sello particular que le da identidad. Sabe, como el que más,  de orquestas, artistas, agrupaciones, historias, anécdotas, de ese ritmo que vive Cali intensamente y que se llama Salsa.

Edgar Hernán Arce, es un bugueño que hace años vive en la Capital del Valle. Desde muy joven se aficionó a la radio, debido a la trasmisión de las vueltas a Colombia.

Era un fiel escucha de la radio, o como decían los locutores de su época, un radio oyente. “Yo seguía las trasmisiones de las vueltas a Colombia, escuchaba mucho futbol, me sabía las alineaciones de todos los equipos y era gran oyente de radio novelas. Recuerdo –dice- que mi madre escuchaba las radionovelas, en un radio Philips de cinco bandas, y es que en aquel momento, la radio era un boom. Escuchábamos “El derecho de nacer”, una radio novela mexicana de Félix B. Caignet.

 Sobre su pasión por la radio señala: “Algo de mi padre se quedó en mí, porque él alternaba con Armando Moncada Campuzano, un locutor deportivo muy querido en el país.  Y aunque mi padre, Manuel Arce, nunca se dedicó a la radio, pues siempre trabajo con el Estado, si sembró en mí la inquietud por este medio”.

“Me gustaba cuando a la media noche las emisoras se despedían y daban el nombre de las estaciones que pertenecían a la cadena. Había nombres que me parecían preciosos como, Radio Guatapurí; Ondas del Sinú; Ondas del Combeima, en el Tolima; La voz de Cali, en fin, eso me impactaba en esa época”.

A la par con la radio, Edgar se enamoró del cine. “Vi mucho cine hasta hace poco y me creo un cinéfilo de tiempo completo hasta los años 90”.

Muchos fueron los ídolos en la radio para Edgar Hernán como, Julián Ospina Mercado, quien era dueño de la voz que identificaba a Caracol.  De la radio le gustaba todo, menos las noticias, nunca pasó por su mente ser un locutor de noticiero.

“Yo entre a la radio más o menos en el año de 1970, como locutor comercial, en Radio Libertador. Llegué de bachiller clásico de Bogotá, y no sabía  qué hacer. Envié una carta al gerente de Radio Libertador expresándole mi gusto por la radio, y entré “Revista deportiva panamericana”, con Silvio Sierra, un periodista de Cali. Esos fueron mis inicios”.

Satisfacciones ha tenido muchas. “Trasmití la llegada del hombre a la luna, con esas trampas que se hacían en otras épocas. Me dijeron: váyase a su casa y nos trasmite telefónicamente lo que vea en el televisor, que en aquel momento era en blanco y negro. En aquella época el sonido telefónico daba otra sensación”.

Luego conoció a Joaquín Marino López, quien lo llevó a Todelar donde trabajo en Radio Eco con Paco Luna y Guillermina Lucas y le tocó hacer lo que menos le gustaba, leer noticias en la Voz de Cali.  Pero había un locutor pastuso, Hernando Realpe Ortiz, a quien le encantaban las noticias y estaba en Radio El Sol que era Salsa, y Edgar Hernán estaba en noticias que poco le gustaban. Propusieron el cambio a Paco Luna, que era el jefe y asunto resuelto: cada cual al lugar que deseaba.

Fue el primero en hacer un programa de Salsa en Cali con el nombre de “Salsa, ritmo y sabor”. Trajo la primera película de Salsa a Cali, al  Teatro Aristi, “Nuestra cosa latina”, y ha estado muy vinculado a la Salsa en la capital del Valle. 

Aunque sabe de Salsa, no es mucha la que escucha en su casa. “Me encantan las baladas –dice-  me gustan los boleros, me gusta la música clásica sin pretender ser un conocedor. Mi cantante favorito ahora es el italiano, Adrea Bocelli. Escucha poca radio, únicamente oye noticias, “porque yo que viví la radio en su momento de gloria, que pena decirlo, pero ahora no pasa nada Hay otros conceptos de la radio, no hay voces como las había antes, y prueba de ello es que todavía narran futbol los antiguos y son los duros para el comentario deportivo, los mismos de hace 30 años: Rentería, Mao, Rafael Araujo, Marino Millán y etc. En aquella época no enseñaron a hacer de todo. Los jóvenes de ahora se especializan, por ejemplo, en presentar Salsa, o rock, o baladas. Nosotros hacíamos notas, entrevistas, de todo”.

Le digo que mucha gente pondera su voz: “Mas que buena voz, yo creo que he tenido es un estilo. Mi voz es más un estilo, aunque no me conozcan muchos reconocen mi voz. Tengo un estilo de presentación pero lo que más me ha gustado es la entrevista y gracias a la vida he podido entrevistar a muchos grandes personajes”.
Sobre el Mundial de Salsa, y el tiempo que lleva presentándolo señala: “Todas las veces que he presentado el Mundial de Salsa, son emocionantes. Siento que soy parte de este proceso porque fui el primer locutor que hizo un programa de Salsa en Cali. Hice también un concurso de todo tipo de baile que se llamó: “La pareja de baile de los 100 barrios caleños. Inauguré una emisora que fue un éxito en su tiempo: “Radio Tigre” de Caracol que colocaba salsa 24 horas y además rompimos una tradición de Semana Santa en la que, el Padre Hurtado Galvis, tenía la sintonía total en Radio El Sol y nosotros nos atrevimos a colocar Salsa un jueves y un viernes santo. Él fue nuestra mejor propaganda pues estaba el jueves santo hablando en su programa, y las llamadas telefónicas de la gente religiosa, hablando de esa emisora que estaba colocando Salsa. El mismo, dijo al medio día en su programa: “Hay un emisora que está colocando por estos días santos esos ritmos nuevos que hay ahora y que se llaman Salsa, faltándole al respeto a la iglesia católica etc. etc. Cuando el dijo eso, Cali entera buscó la otra emisora. Nos hizo un gran favor”.

De las presentaciones le gustan las parejas del baile caleño por la música y los grupos por su gran capacidad y coordinación. Más que el baile rápido admira la capacidad creativa de los grupos.

Sobre lo que le ha dejado los 11 años de presentación, Edgar Hernán dice: “En primer lugar ser el presentador de los eventos. Vamos a ver hasta cuando duramos porque empieza a pesar el tiempo. Quiero que el Festival me recuerde siempre como un propiciador de la alegría.




De Francia llegó un avión cargado de…



Por Manuel Tiberio Bermúdez

…bailarines que vienen a poner a consideración de los jurados y el público caleño sus conocimientos de baile  Salsa.

Franci Helena Barahona, es una chica colombiana,  alegre, extrovertida, a quien la alegría le queda estrecha en su piel morena. Vive hace algunos años en Paris y allí, debido a la añoranza de su tierra que baila, canta y grita, estableció una escuela de baile a la que bautizó “Cali Sabor, Salsa caleña en Europa”.

Fue bailarina en Cali, antes de viajar a Europa, y a su llegada a Paris, “no encontraba donde bailar caleño, no encontraba parejos tampoco”. Entonces, se dedicó a formar un grupo, daba clases en discotecas,  así nació su escuela en la Ciudad Luz. “Es la única escuela de Salsa caleña en París”, dice con orgullo.

Hace dos años tiene su grupo, Cali Sabor, constituido, eso le animó a  venir a concursar a su tierra con 4 parejas.

Sobre las presentaciones que realizan en Paris y lo que el público dice del baile cuenta con lujo de detalles: “Cuando nos presentamos el público dice guauuuu…son locos…qué es eso… es  el Red Bull, porque cuando movemos los pies y las cargadas, no se cansan de admirar lo que hacemos. Yo a mis chicas las peino como caleñas, las maquillo como caleñas, y me preocupo de que el vestuario sea muy lindo. Normalmente, en Europa la mujer no está acostumbrada al maquillaje, las bailarinas no se arreglan mucho, y claro, llegan mis chicas, muy colombianizadas, y es un guauuu.

Todas las personas que integran su grupo, son europeos. “Tengo una árabe, de Marruecos, tengo otra franco-italiana, tengo otra franco-española, con la ventaja de que todos han aprendido el español”.

Le digo que la vi llorando cuando durante la apertura oficial del Festival Mundial de Salsa, sonaron los himnos de Colombia y del Valle…Cuando me va a explicar por qué, no puede contener el llanto y entre lágrimas me dice: “Porque mi sueño es estar acá en Colombia. Quiero regresar, pero también lo que estoy haciendo allá es algo muy bonito y sé que va a marcar un poco de historia de la cultura colombiana en París. Los chicos están conmigo siempre, y me apoyan. Ellos han sacrificado mucho para estar conmigo y yo con ellos. Es un sentimiento de que lo logré, que estoy acá, traje un equipo completo a competir por primera vez en un Mundial de Salsa, y esto quedará en la historia para Francia y para Cali también. Es la primera vez que un equipo de Francia viene a competir y lo mejor es que van a competir bailando caleño”.

Franci Helena Barahona


Le pregunto si recibe algún apoyo su escuela. “Nosotros mismos nos financiamos. Logramos que Air Europa, nos colaborara con los billetes de avión, y acá en Cali hay amigos que nos dan en donde vivir. Hemos hecho un gran esfuerzo para estar aquí. Ellos no viven del baile, son gente que trabajan en el día, que tienen sus profesiones, tengo abogados, tengo una profesora de español, un chico que es ingeniero, y tuvieron que pedir permiso en sus trabajos para venir a Cali”.

El grupo Cali Sabor, van a competir en la modalidad, Caleño pareja, en pareja cabaret, en pareja One1 y en grupo cabaret.

Sobre las expectativas que tiene de su participación Franci Helena dice: “Queremos y soñamos llevar un trofeo, no importa de qué puesto. Ya estar acá es ganancia para nosotros, ya cumplimos el sueño de venir, pero si podemos ganar ¿Por qué no?”

Le pregunto que es el baile para ella y estos chicos europeos: “El baile hace amigos, el baile es cultura, el baile es hermoso, es una forma de vida. Yo aquí hice una carrera en la Universidad de administradora de empresas y negocios, pero siempre bailé con mi escuela”.

“Llegó el momento cuando estaba en Europa que me decían: “te pagamos por bailar” y con eso ajuste mi presupuesto pero lo más importante compartí mi cultura. Me dicen: “señora Colombia”, y en las fiestas tienen respeto por la Salsa caleña y al grupo ya nos invitan o el cónsul me llama cuando hay un evento y es como, “Franci, tu lograste esto con los zapaticos rotos, un vestuario y muchas ganas” y mira –dice mientras el llanto vuelve a sus ojos- “ahora estas en Colombia otra vez, con tu grupo y lo lograste”.

Le deseo buena suerte a ella y su grupo…y siento entonces que los sueños siempre propiciaran realidades hermosas por encima de la adversidad 







XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016: un parche familiar

El Mulato

Por Manuel Tiberio Bermúdez

El XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, ha generado muchas expectativas entre el público amante de la Salsa, que año tras año, están pendientes de las competencias y de todo lo que gira alrededor de éste ritmo que hace que Cali tenga un reconocimiento internacional como la ciudad en la que más se promueve y se vive este género musical.

Luis Eduardo Hernández, “El Mulato”, es el encargado de la Dirección Artística de esta edición XI del Mundial de Salsa, por eso quisimos saber de su trabajo de su compromiso en este evento. “Yo lo que hago es conseguir todos los artistas que vienen al Mundial de Salsa, preparar los momentos impactantes del Festival, coordinar las muestras artísticas, y aprobar el repertorio que proponen las Orquestas. Es decir, tengo que ver con todo lo artístico que mueve el Festival”.

“Creo que es de gran atractivo –dice El Mulato-  la presencia de Alfredito de la Fe en el y la gran noche que vamos a tener con Adalberto Santiago el gran cantante Puertorriqueño,  ambos integrantes de la Fannia All Stars. Como este festival es un homenaje a la vieja guardia pensamos en estos personajes para que toquen esa música que se bailaba en esas épocas”.

Preguntamos al “Mulato”, sobre algunos aspectos que hacen diferente esta edición del Festival Mundial de Salsa, Cali 2016.

“Este Festival tiene muchas novedades y muchos atractivos, pero uno de los más importantes, y que hace tiempo veníamos buscando es La Ciudadela de la Salsa. Y dentro de esta Ciudadela el gran atractivo será “El baile social”. Por primera vez en once años vamos a tener un espacio en el que el extranjero podrá interactuar con el bailarín caleño, donde el aprendiz podrá bailar con una chica profesional, y en donde coincidirán los visitantes de Francia, Polonia o New York. Ahí en ese espacio habrá oportunidad para conocer y practicar, todos los estilos de baile”

Sobre lo que cada vez el Festival le deja a Cali El Mulato dice: “Definitivamente deja muy bien posicionada a Cali como la Capital Mundial de la Salsa, eso ya está claro y sobre todo, con este baile social”.

“Si bien es cierto- agrega-  que en el mundo se hacen Congresos Mundiales de Salsa, exitosos también, éste es el más grande que hay en el mundo, no hay ninguno que tenga tanta asistencia y tantos competidores y con una bolsa de premios que no la hay en otra parte del mundo. Otro aspecto del Festival es que es gratis, no se cobra por nada. En otras partes se cobra inscripción y los premios no son ni medio parecidos”. “Talleres gratis, conciertos gratuitos, inscripciones no se pagan, el baile social será gratis, conferencias etc. En ninguna parte del mundo pasa esto”.

“Yo quiero invitar a todos los caleños y a los extranjeros para que vengan a Cali a disfrutar de esta versión XI del Mundial de Salsa porque lo que se tiene es novedoso realmente. Los invito a venir para que se enteren por qué somos los mejores del mundo. Los esperamos a todos del 15 al 18 de septiembre en la Plaza de Toros Cañaveralejo y no olviden, este es un parche familiar”



Con bailarines extranjeros se hizo la apertura del Mundial de Salsa, Cali 2016




Por Manuel T. Bermúdez

Con la apertura oficial del XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, se acerca cada día más la realización de uno de los eventos más esperados por propios y visitantes en la ciudad de Cali. El lanzamiento del Festival  tuvo lugar en el Hotel Sheraton, en donde parejas de Francia, Polonia y Cali, dieron una muestra a los asistentes de lo que será la competencia que tendrá lugar en la Plaza de Toros del 15 al 18 de Septiembre
Cada año, la brújula de muchos viajeros del mundo apunta hacia la ciudad “Capital Mundial de la Salsa”, para venir a disfrutar de una de las competencias más importantes de Salsa que se realiza en el mundo.


Para esta edición el Festival superó, con relación al año anterior, en cerca de mil los bailarines inscritos, en las diferentes categorías,  que buscan el reconocimiento como los mejores. Se inscribieron un total de 3.200 bailarines.

El Festival no solamente es un concurso de baile sino que es una gran experiencia sobre la Salsa en donde se realizan talleres, conversatorios, clases de baile en las diferentes modalidades, y este año, como novedad está el espacio para el “Baile Social” un lugar en que confluirán personas tanto de la ciudad como del exterior a intercambiar conocimientos y tejer amistades mediante el baile.



Los semifinalistas que estarán concursando en la Plaza de Toros, son 716 y en competencia este año hay 6 países aspirando a los primeros lugares: Costa Rica; Francia; Polonia, Ecuador; Estados Unidos y Argentina. Participaron 69 Escuelas de Salsa: 14 del Valle del Cauca, 15 Nacionales, procedentes de Bogotá, Medellín, Manizales, Pereira Ibagué, Santander de Quilichao, Puerto Tejada, Arjona, Bolívar,  y Popayán. Estarán haciendo exhibiciones más de 700 niños y niñas que están entre los 5 a los 13 años de edad para mostrarle al mundo que en Cali se vive la Salsa desde los primeros años de edad. Es de anotar que los niños no van a concursar, solamente harán presentaciones de exhibición para que la gente conozca su talento.

Expo Salsa, es también la oportunidad de disfrutar del Mundial de Salsa en la comodidad de hoteles como: Spiwak, Sheraton, Torre de Cali, Hotel Now y el Club Campestre. Son los únicos eventos que hay que pagar de resto todo es gratuito.









Salsa: homenaje a la vida



Por Manuel Tiberio Bermúdez

Decir “Salsa”, es evocar el caribe. Es sentir que ese ritmo hace parte de un fenómeno cultural enraizado en los sectores populares que exorcizan la tristeza por medio de la música y el baile.

Hablar de Salsa, es invocar la felicidad que camina por los cuerpos de los danzantes. Es ver cómo el acople y la armonía, se transforman en pasos certeros y ágiles con los que se descifran las notas musicales y transforman el baile en un espectáculo que maravilla y asombra a quien lo observa.

La Salsa es más que música. Es una pasión que se interioriza y se manifiesta en los pasos, giros, alzadas, quiebres y sonrisas que denotan la alegría de quienes se expresan en movimiento y belleza.

Y aunque la cuna de la Salsa, dicen que fue en New York, La Gran Manzana, la ciudad donde se concentra el mundo, en Cali, están los mejores bailarines de éste género musical. De los barrios orilleros y marginales de la ciudad “Sucursal del Cielo”, han surgido los más destacados bailarines quienes con sus pasos rápidos y precisos han conquistado los galardones que acreditan a Cali como “La Capital Mundial de la Salsa”.

En Estados Unidos, durante un tiempo, impusieron para el baile el “New York Style” que tenía su origen en las escuelas cubana y puertorriqueña. Otros trataron de imponer “Los Ángeles Style”, pero es el baile desarrollado en Cali el que logra ganarse la atención del mundo. Hablar de baile de Salsa es nombrar a Cali.

Hoy,  el baile de la Salsa se ha convertido poco a poco en una Industria Cultural que exporta bailarines y con ellos la cultura de la ciudad hacia los más diversos lugares del planeta en los que aprecia, valora y tratan de aprender como se baila en Cali.

La Salsa con su baile se ha ido a recorrer el mundo y a conquistar adeptos para oficiar en el templo de la alegría su canto a la vida. Porque bailar salsa es más que armonizar pasos con música, es ejercer el derecho a la felicidad, es celebrar que el corazón palpita en la sangre y es tener en los brazos un cuerpo de mujer para que la vida continúe.

La Salsa en todo su esplendor se lucirá nuevamente en este XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, del 15 al 18 de septiembre, y al que llegaran competidores de muchos lugares del planeta porque la Salsa es más que baile, la Salsa convoca, agrupa, y reafirma la vida.

Desde ya usted, su familia y sus amigos, son nuestros invitados para que celebremos la vida en los acordes musicales de la Salsa.


Una academia para la alegría…



Por Manuel Tiberio Bermúdez

Cali, además de ser considerada La Capital Mundial de la Salsa, es también una de las ciudades que más escuelas de enseñanza de ése ritmo tiene.  Son centros de enseñanza pero en ellos se ejerce la camaradería y la amistad, y con el paso del tiempo, se convierten en familias de bailarines a quienes les atan lazos muy fuertes, no solo por el ejercicio del baile, sino por las relaciones de afecto que allí se tejen.

Los comienzos
Luz Aidé Moncayo Giraldo, es ingeniera de sistemas, pero además, es la directora general y artística de la Fundación Escuela y Academia de Baile, Son de Luz, en la ciudad de Cali. Lleva 25 años  trabajando con la escuela. Es un lugar en el que se  realizan actividades bien definidas: es escuela que forma artistas desde temprana edad. Es academia que enseña a bailar Salsa Caleña.

Lo que hace Luz Aidé Moncayo, no es improvisado ni un arrebato de momento, hay una larga trayectoria en el mundo de la danza. A la edad de 5 años se ganó el primer concurso de Salsa. “En la época en que yo bailaba no había escuelas. La escuela de nosotros era la sala de la casa, y las fiestas que se hacían en familia”, dice.
“Cali es una ciudad pachanguera, de ahí el tema “Cali pachanguero”, agrega. En Cali todo termina en rumba: el nacimiento del niño,  se festeja el primer año con rumba, luego la primera comunión, en los quince, en el matrimonio, siempre hay motivo para la fiesta. Yo iba a todas las fiestas familiares, mi padre bailaba conmigo y a mi familia le encantaba verme bailar con él. Yo bailaba una música, que no tenía ni idea que era, pero era una música muy agradable. Hoy entiendo que bailaba, pachanga, mambo, guarachas, sones. Luego mi madre me apoyó en todo esto del baile y participé en unas comparsas que anteriormente se hacían en Cali, las competencias eran allí, como cuando hoy se hace lo del Salsódoromo, desfilábamos por las calles y llegábamos al Estadio en donde mostrábamos nuestros grupos y con una comparsa de esas ganamos. Yo tenía 15 años”.

Mi proceso fue muy bonito porque desde niña me identificaban con la parte artística. En la escuela estaba en todas las actividades, en los bailes, lo mismo en el bachillerato. Participe –recuerdo- en una competencia que hacia Alfonso Lisarazo, que se llamaba “Baila de rumba” y yo fui ganadora junto con Wilmer Rodríguez, un chico que hoy está en Italia.

“Algún tiempo después, hubo un concurso que se llamó “Concurso Nacional de Salsa y Merengue”, y en Cali se hicieron unas eliminatorias. Luego en Bogotá, con Wilson Palomeque, nos ganamos la competencia. En esa época yo era la ejecutiva de una Empresa de Salud en Colombia, pero en ese momento a mí me daba pena que supieran que yo bailaba Salsa porque yo trabajaba con médicos en el sector Salud. Era la asistente de gerencia de un médico muy prestigioso, y no me gustaba que supieran que yo estaba involucrada con el baile y con la Salsa porque no éramos bien vistas. Las mujeres que bailaban Salsa, eran vistas como prostitutas, mujeres fáciles, nocturnas, bohemias. Pero yo con el baile y las presentaciones que hacia me ayudaba para pagarme la universidad.  Pero cuando ganamos el concurso, a nivel nacional, salió en el Noticiero, que la señorita Luz Aidé Moncayo fue ganadora del concurso nacional de Salsa con Wilson Palomeque. Claro, los jefes en la clínica se dieron cuenta y a mí llegada el lunes al trabajo en vez de recriminaciones, recibí felicitaciones. A partir de ese momento, los congresos que se hacían de Salud, siempre me invitaban a bailar”.

Son de Luz
“En el 2005, me enviaron a trabajar como Jefe Nacional Administrativa de una funeraria y nadie podía entender yo que fui a hacer allá. Entonces entendí que lo mío era más con los vivos que con los muertos y decidí dedicarme a fortalecer mi hobby como empresa. Que Son de Luz, no fuera solamente un espacio para aprender a bailar sino que soñaba con algo grande que enseñara y rescatara nuestro patrimonio cultural por medio de la enseñanza del baile y la formación de artistas y realizando la parte académica”.

Luz Aidé, “la maestra del detalle” como la llaman,  ha creado un método muy particular para sus clases de baile. “Es que esto de enseñar a bailar la Salsa, en la parte social, fue algo que se me ocurrió hace un buen tiempo y tengo un método muy sencillo de mi propia creación. Surgió de yo estudiar 6 meses yendo a las viejotecas cada ocho días a ver aquellos bailadores que nunca pasaron por una escuela pero que bailan exquisito. Los observé mucho hasta descubrir cuáles son los básicos de nuestra Salsa Caleña, lo que nos hace diferentes, ¿por qué nos vemos distintos y nos relacionan primero con Colombia por nuestro baile, pero particularmente de Cali”.

“Una cosa el baile espectáculo y otra nuestro baile social. Como soy especialista en pedagogía de la lúdica, entendí esos básicos y cree mi método, que me ha hecho reconocida en el mundo de la Salsa. En 10 horas, le podemos garantizar al aprendiz, que con unas bases mínimas, se puede defender en cualquier sitio bailando social, porque la fortaleza de nuestra enseñanza es el detalle, es por eso que me llaman, la maestra del detalle”.



También, Son de Luz es una Fundación ya que trabajan con la parte social. “Es increíble ver como la mayoría de los chicos de la ciudad de Cali, son chicos de barrios vulnerables, difíciles para la vida. Nosotros hacemos tejido social sacándolos de esos entornos y construimos paz -ahora–que esta tan de moda el término- y ayudamos a que los chicos ocupen su tiempo libre en algo productivo bailando Salsa, que es nuestra gran fortaleza en Cali. Esto les ha dado la oportunidad a muchos chicos de salir  al exterior gracias al baile y estar en China, Japón, Estados Unidos, bailando bien sea en competencia, exhibición o en un congreso de la modalidad”.

Son de Luz, según su directora es también un Club Deportivo, ya que “gracias a que nos permitieron vincularnos con la competencia de Baile Deportivo, cuando se hicieron los World Games, en Cali, entendí que era muy importante para nosotros razonar y fortalecer el concepto de que nuestros bailarines siendo artistas, son también deportistas. Que el baile que hacemos también es un deporte digno de competición”. 
En la Academia Son de Luz, son muchos los chicos que llegan hasta allí para practicar, para aprender, no solo se debe emplear el tiempo para ser mejores en el baile. “Aquí todos los chicos deben estudiar –dice Luz Aidé-, consideramos que es un matrimonio perfecto la academia de Salsa y la formación personal. Y si alguno de los chicos nuestros no está estudiando por alguna razón, le buscamos la forma de que lo haga. Nosotros queremos quitarle esos muchachos a la calle, lo que hacemos es traerlos y que aprendan a bailar pero que estudien”.

Son de Luz, es una empresa, un equipo, una familia que ha logrado varios campeonatos internacionales. “Pero lo más importante –dice la directora- no son los títulos logrados, sino el legado que dejamos”.

Hay chicos de Son de Luz, que han trascendido las fronteras con el baile. “Orgullosamente puedo decir que hay una representación de nuestra escuela, porque salió de acá, Ricardo Murillo, y es nuestra carta en el Japón. Hay otra chica en Estados Unidos, que baila tango. Hay que anotar, que los chicos de Cali no solamente bailan Salsa. Aquí hay muy buenos artistas de todo: tango, hip hop, folclor etc.”


Hoy, Luz Aidé quiere convertir a Son de Luz en una institución educativa artística, en donde los muchachos no tengan el pretexto para no seguir estudiando, sino que vengan a estudiar, puedan terminar su bachillerato y adicionalmente hagan lo que les guste y aprovechen el tiempo bailando Salsa, como se hace en Incolballet. Sé que no es fácil, pero también estoy segura de que lo voy a lograr. 

Siempre quiero estar más arriba de lo conquistado


Por Manuel Tiberio Bermúdez

Con tan solo 17 años ya sabe lo que es estar en el pedestal de los mejores del mundo.Campeón Mundial en el Word Latin Dance Cup, Miami, 2012, categoría solista Junior. Campeón Mundial en el World Salsa Open Puerto Rico, 2014, categoría solista Junior.Campeón en el Chicago Internacional Salsa Congres, 2014, parejasSub Campeón Mundial en el World Salsa Open Puerto Rico, 2015, categoría solista Junior.Campeón Mundial en el World Salsa Open Puerto Rico 2016, categoría Solista Junior y tercer lugar en parejas junior, en el mismo evento.

Medalla de oro en el II Panamericano de baile deportivo, modalidad salsa de competición. Desde niño, anduvo entre pasos de baile con música Salsa de fondo. Su hermano, que también baila, le motivo los primeros pasos de baile, pero fue su madre quien desde chico le dijo “aprenda a bailar, que cuando esté grande eso le va a servir, aunque sea para conseguir novia”. Su mamá, llevó obligado a una escuela de baile y luego de su primera clase, ya no quiso volver a hacer otra cosa que bailar. Se enamoró de la danza y hoy ostenta varios títulos de campeón mundial.

Se llama, Kevin Leonardo Gallego Carmona.  Lleva 7 años bailando Salsa por el mundo porque creció en un hogar muy “salsero” y desde chiquito “ensayaba pasos por ahí, imitando a mi hermano que siempre ha bailado”, recuerda.

Sus padres, Fernando Gallego y su madre Esther Julia Carmona, siempre lo han apoyado en su decisión de ser bailarín de Salsa. Su hogar tiene relación con el baile: su hermano fue bailador social hasta convertirse en bailarín de competencia, y su padre está en la industria del calzado para bailarines de Salsa.

Disfruta con todos sus sentidos del baile, porque, “cuando uno baila, se siente como mágico, uno se transforma, y gozo mucho cuando la gente me aplaude porque ahí está la recompensa a todo lo que he trabajado y que se ve reflejado en lo que hago en la pista en esos dos minutos que estoy frente a un jurado y delante del público. Los aplausos hacen que uno se olvide de los golpes, caídas, sudor.”.

A los 10 años, Kevin debutó ante público. “Eso fue en el barrio Andrés Sanín, rememora. Se estaba celebrando un Día de las Madres, y fue mi primer show. No había vestuario, entonces bailamos todos con camisa negra y sudadera negra. Fue una gran experiencia para mí, ya que  sentí que el baile era lo mío y seguí por ahí”Aunque el baile le ha dado grandes satisfacciones no ha dejado de estudiar. Se graduó de bachiller y espera poder viajar a Cuba a estudiar sobre bailes Afro y contemporáneos. Tienen una beca en la Escuela Nacional del Deporte para hacerse profesional en deportes.

Kevin baila de todo, aunque su fuerte es la Salsa Caleña, se ha destacado bailando como solista en la modalidad pasos libres, en la que el bailarín trata de llevar, con los pies, el sonido de los instrumentos de la música. También práctica baile deportivo.

De todas las modalidades que practica la que más le gusta es la Salsa Caleña. “Me gusta bailarla solo o en pareja, en dúo, en trio en lo que sea, pero me gusta mucho la Salsa Caleña”.

Recientemente, en Puerto Rico, hace apenas 2 meses, obtuvo el primer puesto en la categoría solista junior, y tercer puesto en Parejas Cabaret.

Sobre lo que le ha dejado el ser bailarín y los premios obtenidos dice: “Me da un orgullo muy grande lo que hago, ahí se ve reflejado el trabajo que realizo. Pero también siento una gran responsabilidad cada día, porque ya tengo un título y como dicen, lo fácil no es llegar arriba, sino mantenerse allá. Eso es una responsabilidad que me lleva a trabajar más, a estudiar más, a mirar muchos bailarines y aprender cada vez más”.

En Cali, ya se reconoce su talento y es tenido en cuenta como uno de los bailarines más destacados de la ciudad. “Ahora para el mundial de salsa, dice Kevin, no me toca pasar por eliminatorias sino que paso directo a la semifinal en la Plaza de Toros. Eso ya es un gran avance y esto se debe a los títulos obtenidos. Paso a la categoría elite en la que voy a concursar”.

Cuando Kevin baila se olvida de todo. “Cuando estoy bailando solo pienso en disfrutar de lo que estoy haciendo, nunca estoy pensado en los resultados. Yo me preparo, siempre trato de dar el cien por ciento y mentalizado en que debo ganar, pero nunca con la obligatoriedad en mi mente de que tengo que ganar. Me preocupa más lo que hago y que al público le guste lo que estoy haciendo”.

¿Qué significa ganar un concurso de Salsa en Cali?
“Ganar en Cali, es diferente a ganar por fuera. Porque afuera, nosotros debemos adaptar nuestro estilo a lo internacional ya que se baila un poco diferente. Ganar en Cali es un gran orgullo porque aquí están los mejores bailarines. Pero ganar afuera también es valioso porque  están los mejores del mundo de cada país y de diferentes estilos. En Cali competimos entre nosotros con un mismo estilo que es el de la Salsa Caleña”.

¿Cuándo aún no era campeón que bailarines admirabas?
“Como siempre me ha gustado bailar solo, admiraba mucho a Kevin Alzate, un gran solista de Swing Latino. Era como uno de mis referentes que yo decía ¡uuuaooo!, ese chico baila muy bien. Hubo una vez un comentario de un video que subió Kevin Alzate al YouTube, en el que decían: “qué bueno sería ver bailar a Kevin Alzate y a Kevin Gallego juntos”.  Yo recuerdo cuando lo veía bailar y pensaba “yo quiero ser como él. En cuanto a parejas me gusta mucho Karine y Rafael”.

Pero la vida, aun no los ha juntado para que los dos campeones hagan un espectáculo inolvidable. Alguien los tendrá que hacer coincidir, porque aún no se conocen personalmente.

Muchos son los momentos para el no olvido que ha tenido Kevin en su corta pero estelar carrera como bailarín. “Recuerdo como un momento muy especial para mi vida la primera vez que fui campeón mundial en el 2012, en Miami. Casi nos quedamos por fuera de competencia ya que no habíamos leído bien el reglamento y había que pagar inscripciones y otros legalismos, y el dinero, no alcazaba. Nos estábamos quedando por fuera de competencia y apareció, como decimos nosotros, un ángel y le regalo un dinero a la maestra Luz Aidé.  La maestra se me acercó y me dijo: “Kevin, usted qué quiere:¿ competir, o quiere que nos vamos a Disney a pasear?”. Yo le dije a mi maestra: “No, yo vine a competir y quiero ser campeón”. Y en esa oportunidad quedé campeón”.

Kevin sabe de los merecimientos que tiene por ser triunfador pero uno quiere saber, ¿de qué la ha servido en su vida personal ser sobresaliente en el baile?“Me ha servido muchísimo como persona. He aprendido de disciplina, de responsabilidad,  he viajado, he podido conocer otras culturas, y he conocido muchas personas gracias a las puertas que me ha abierto el ser campeón y eso para mí es muy importante”.



¿Dónde se sueña en unos años más?
“Quisiera estar en el World Salsa Championship, porque es uno de los concursos más importantes del mundo. Me atrae estar allí porque cuando estaba pequeño, yo veía, las competencias por ESPN, y me parecía fantástico. Este concurso se dejó de hacer un tiempo y este año vuelve a reiniciarse en Atlanta, y mi meta, en este momento es poder estar allá. También quiero ser campeón mundial en la modalidad de parejas, aquí en Cali, en un mundial de Salsa, y conocer muchas partes del mundo, aprender muchos estilos de baile, tratar de que mi cuerpo pueda aprender de todos los bailes, es decir, ser un bailarín íntegro. Que no sea solamente Salsa, sino que pueda tener mucha información para bailar tango, una milonga…tener mucho conocimiento para cuando yo deje de bailar pueda ser un gran maestro o un gran jurado” 

¿Un personaje que al que haya podido conocer por ser bailarín y que no hubiera conocido de otra manera?
“Son muchos. Entre los cantantes el maestro Willie Rosario, a Staicy López quien es un gran bailarín. Cantantes he conocido muchos en los congresos de Salsa y me gusta porque puedo interactuar con ellos como un artista más”. 

¿Qué reflexión le quiere compartir a los que ambicionan ser bailarines como usted?
“Si uno quiere triunfar en el baile, tiene que estudiar mucho, perseverar mucho, ser disciplinado, y que todo lo que se haga, se haga con amor,  siempre con pasión. Cada que se pare un escenario, así sea el de la esquina de su barrio o el más importante del mundo, dar el cien por ciento, pues uno no sabe quién puede estar allí observándolo que le haga cambiar la vida. Sobre todos disciplina y ganas”.
 ¿Qué le pone triste?
“En realidad, en este momento, nada”. 
¿Y qué le pone alegre?
“Me pone alegre, cada vez que salgo a un escenario y la gente me aplaude, me felicita, porque es el reconocimiento al esfuerzo que yo hago a diario para ser mejor, es el reconocimiento a todo el sudor que cae al suelo cuando entreno. Me alegran, las palabras de aliento y cuando me dicen que soy un gran bailarín”.
 ¿Le gustaría vivir en algún sitio en especial?
“Es difícil la pregunta. A mí me gusta estar acá en Cali, He viajado mucho pero si me gustaría conocer muchas partes del mundo. De Europa aun no conozco nada. Me llaman la atención Francia, Roma, Paris… 

¿Con qué se divierte que no sea el baile?
“Estoy aprendiendo a tocar la guitarra, mi padre me está enseñando. Juego mucho en el Play. Antes jugaba mucho fútbol, pero ahora no porque de pronto me lesiono. Me gusta el cine, salir con mis amigos.“No soy muy rumbero, primero por mi edad, y segundo porque siempre llegó cansado de entrenar y prefiero quedarme descansando o compartiendo con mi familia” 

¿ Y cuando sales a bailar…qué?
“No, tranquilito, normal. La parte social y la parte artística las tengo bien definidas. Y uno baila depende de la persona con la que esté bailando. Si uno baila con una chica que sabe, pues obviamente uno puede hacer otro tipo de movimientos. Pero si bailo con alguien que no es experta en baile, uno se adapta para disfrutar el rato”. 

¿El mejor sitio en el que hayas bailado y quisieras regresar?
"No tengo uno en especial. Son tantos los lugares en los que he bailado que no tengo uno en especial. Sí recuerdo, por ejemplo, la primera vez que fui a Puerto Rico a participar como solista, la gente,  sin saber quién era yo, me aplaudió de pie, me tomaron muchas fotos, querian fotos conmigo. Cuando estuve en Chicago, igual. Cuando presente mi coreografía de pareja, la gente, me aplaudía, me hablaban en inglés y yo no entendía, fotos por aquí y por allá. Son muchos los lugares en los que me he sentido muy bien”. 

¿Una reflexión sobre el baile. ¿Qué es para usted?
“Para mi bailar, es un estilo de vida, es diversión pero a la vez compromiso”. 

¿Un pensamiento que sea guía para su vida?
“Cada vez ser mejor. Sé que soy el campeón del mundo en solista, ahora quiero serlo en pareja. Siempre estar más arriba de lo que conquisto. Trabajar siempre para ser mejor”. 

Le digo que si él fuera el entrevistador que preguntaría? Y me dice: “Kevin, ha pensado, alguna vez, en dejar el baile? Y le pido la respuesta.

“Si lo he pensado. Muchas veces uno piensa en dejar el baile, por ejemplo, cuando estoy en competencia y las coreografías no me salen, cuando uno se golpea. Hay momentos de tanta presión, que uno dice: “yo ya voy a tirar la toalla y no voy a seguir bailando”. Pero, no. Se sienta uno y reflexiona todo el tiempo dedicado a esto, todas las alegrías y triunfos y tirar todo eso de lado. No, y sigo”. 

Cuando trabajo duro uno o dos años sin parar. Diciembre, se acabó Salsódoromo, paro una semana en enero y sigo. Y cuando tengo el descanso, me dan por ejemplo, mes y medio de descanso, a la semana ya estoy aburrido….quiero estar bailando. No imagino mi vida sin bailar. 

Kevin tiene aún, muchos años más para seguir conquistando premios en cualquier lugar del mundo. Por lo pronto, estará en el XI Festival Mundial de Salsa, Cali 2016, participando en la modalidad Parejas Cabaret Élite, Parejas One1 Elite, y en Grupos Cabaret Profesional