Entradas

Mostrando las entradas de octubre 24, 2012

Triki, triki, jalouin, quiero dulces para mí

Imagen
Charlemos
Por Manuel Tiberio Bermúdez
Nuestra niñez, especialmente para quienes nacimos en el campo, está llena de historia de espantos, de duendes,  y claro, de brujas.
Aún recuerdo cuando alguno de los hombres que trabajaba en la finca, luego de la comida,  cuando la lámpara a gasolina se esforzaba por iluminar las obscuras noches del campo, encendía un cigarrillo y empezaba a contar historias –que para ese momento- eran de terror para nuestras almas infantiles.
Entonces, mientras lanzaba bocanadas de humo, el hombre narraba la historia de “La llorona”. Era, según el narrador, una mujer de aspecto horrible, mal vestida que, daba alaridos llamando a su hijo.
Cuando el contador de la historia lo veía a uno asustado, y para que nuestro corazón no tuviera descanso al palpitar desaforado que ya había alcanzado. Decía: “pero eso no es nada como la historia de “La pata sola”.
Y engarzaba, con habilidad de tejedor de palabras,  la fábula,  esta vez, de una mujer bellísima que vive en lo profun…